La importancia de los seguros


Todos estamos expuestos a  imprevistos: enfermedades, accidentes, fenómenos naturales, actos de personas que causan daño,  etc.  Cuando esto sucede nuestro patrimonio y hasta nuestra vida están en riesgo.
Los seguros proveen protección y respaldo en casos de pérdida en algún evento inesperado y seguridad cuando se presenta una pérdida de ingresos originada por muerte, vejez, accidentes personales y/o enfermedad. Así mismo contra pérdidas en incendios, por daños, destrucción o desaparición de propiedades, bienes, máquinas, etc. Es mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo.
 

El propósito principal del seguro de vida es servir como sustituto de los recursos económicos que generás. El tipo de seguro y el valor que contrates dependerá de las necesidades que tengas, de los familiares a cargo, de si tiene o no hipoteca, de los riesgos que quieras cubrir -educación de tus hijos, pago de deudas, gastos de sepelio- o de la etapa de tu vida en la que te encuentres. No es lo mismo estar soltero y sin cargas familiares que tener deudas e hijos que dependen de ti.

Seguro de hogar


El seguro de hogar es un contrato por el que cubrís los daños causados a tu vivienda y a los bienes que se encuentran en ella, ante una variedad de riesgos. Puede cubrir tanto nuestros desperfectos, como los que ocasionamos a un tercero, por ejemplo: a un vecino, con una rotura de tubería, le ocasionamos daños por agua.
 

Tiene como objetivo Indemnizar el daño que sufran el asegurado o sus bienes como consecuencia de:
Incendio (edificio y/o mobiliario)

Qué hacer en caso de Siniestro de auto?


Solicite al tercero los Siguientes Datos:

En caso de robo o daños materiales del vehículo asegurado:


Cómo elegir compañía de seguros


Antes de decidir con qué compañía contratar un seguro, infórmate de la situación económica de la compañía que quieres elegir. El criterio para elegir una compañía no debe de ser únicamente el precio. La reputación y el servicio que ofrece la compañía de seguros también debe ser una consideración importante. Si decides contratar el seguro directamente con la compañía o a través de un agente, asegúrate de que están registrados en la Superintendencia de Seguros de la Nación. Si la compañía o el agente no están registrados la Superintendencia no podrá mediar en caso de desacuerdo entre la compañía de seguros y el cliente.

Buscar